Weather by Freemeteo.com
aefip

Es inminente el juicio por el centro clandestino La Cacha

pagina_7_LISTA_CACHAEl juicio se concretará en la ciudad de La Plata y hay 16 imputados. En este centro estuvo detenida Stella Maris Bojorge y sus familiares serán testigos. Allí también funcionaba una maternidad clandestina donde nacieron los mellizos Reggiardo Tolosa, conocidos también por el apellido de sus apropiadores: Miara.

“El centro clandestino de detención La Cacha debe su nombre a la Bruja Cachavacha, el personaje infantil creado por García Ferré, que con su ‘escoba que barre y borra’ desaparecía a la gente. Funcionó durante la dictadura cívico-militar detrás de la cárcel de Olmos, en La Plata, en una casona de la ex planta transmisora de LS11 Radio Provincia, que el gobernador bonaerense de facto Ibérico Saint Jean había cedido al Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB). Allí fueron secuestrados y torturados cientos de perseguidos políticos. Allí funcionó una maternidad clandestina y se robaron bebés. Allí vivieron sus últimas horas estudiantes, militantes, trabajadores, profesionales”, señalan algunos informes a los que accedimos vía web.

El expediente que investiga esos crímenes es uno de los juicios que este año realizará el Tribunal Oral en lo Criminal Federal Nº1 de La Plata. Entre sus 128 víctimas están Laura Carlotto, hija de la titular de Abuelas de Plaza de Mayo Estela de Carlotto, cuyo bebé nació en ese centro y permanece apropiado; Carlos Alaye, hijo de la madre de Plaza de Mayo de La Plata Adelina de Alaye, y el juez federal y docente universitario desaparecido, Antonio Bautista Bettini, padre del actual embajador argentino en España, Carlos Bettini, entre tantas otras personas que fueron liberadas, asesinadas o que continúan desaparecidas. Stella Maris Bojorge estuvo detenida allí y sus familiares serán testigos en esta causa.

En el banquillo de los acusados habrá 16 imputados. Si bien no hemos accedido a la fecha exacta, todo indica que este juicio se concretará antes que finalice este 2013.

 

Centro Clandestino

La Cacha funcionó como centro clandestino de detención entre 1976 y 1978 en una casona de la ex planta transmisora de Radio Provincia, ubicada junto al Penal de Olmos (entre la Unidad Nº 1 y la Nº 8 de mujeres), junto a las vías del ferrocarril Belgrano, para lo que antes fue transferida al SPB por un decreto del gobierno de facto. La edificación constaba de dos pisos y un sótano que al finalizar la dictadura fueron demolidos para borrar toda prueba. Tenía además un anexo al que llamaban "la cachavacha superstar" o "la casita azul", donde de acuerdo a los testimonios, los detenidos allí contaban con un régimen de libertad más amplio. "Era un lugar que estaba totalmente cubierto, tapiado, trataban de que no entrara ni el más mínimo rayo de luz para que no se supiera cuándo era de día o cuándo era de noche... Nosotros permanecíamos en silencio la mayoría del tiempo", relató en la causa un sobreviviente de este centro clandestino, Raúl Elizalde.

Por ese centro pasaron cientos de detenidos, muchos de los cuales no lograron salir de allí con vida, y según quedó acreditado en la causa, ese lugar funcionó como un enclave del Área Operacional 113 para perpetrar el genocidio en la provincia. Allí también funcionó una maternidad clandestina. Una investigación de Abuelas de Plaza de Mayo determinó que las mujeres embarazadas eran trasladadas al hospital de la cárcel de mujeres para que dieran a luz, y que allí nacieron, entre otros bebés robados, los mellizos Matías Ángel y Gonzalo Javier Reggiardo Tolosa y Natalia Suárez Nelson. La clave que permitió identificar la maternidad, fueron los testimonios de la partera Hilda Delgadillo y el médico César San Emeterio, quienes lograron avisar a las familias de las detenidas desaparecidas que se habían producido los nacimientos. Por esos actos solidarios, los dos profesionales fueron secuestrados e ingresados a La Cacha, de donde no salieron con vida. Ambos integran el listado de las víctimas que integran el expediente. En La Cacha estuvo, según consta en el expediente, Félix Eduardo Picardi, Ana María Caracoche de Gatica, Guillermo Cánepa y Stella Maris Bojorge, quien un día del mes de septiembre del 77 fue ejecutada, y quienes la asesinaron intentaron simular que fue víctima de un enfrentamiento. La búsqueda de su familia pudo recuperar su cuerpo y darle sepultura. Hoy descansan sus restos en la necrópolis mercedina.

 

Edición Impresa

tapa_15-09-2014

tapa_deportes15-09-2014


GRACIAS

Ultimos comentarios